Recientemente, hemos recibido una visita muy especial en el Celler de Matadepera. Bien es cierto que la lista de intelectuales, críticos y personajes mediáticos que visitan el restaurante cada año es extensa. Sin embargo, en esta ocasión podríamos afirmar que nuestros últimos comensales destacan, entre otras cosas, por su larga experiencia vital.

El voluntariado de la Gente Mayor de Matadepera

Así es! Nuestros visitantes han sido los miembros del Voluntariado de Mayores de Matadepera. Un colectivo que se encarga de promover el bienestar de las personas mayores de la villa y la promoción de su participación como miembros activos de la sociedad, a partir del fomento de la convivencia y de las relaciones intergeneracionales.

Mensualmente los miembros del voluntariado realizan diversas actividades de todo tipo. Y en este caso, los voluntarios se han acercado a las cocinas del Celler para descubrir los secretos y la experiencia de nuestra tradición culinaria.

Un menú para compartir

Entre todos hemos cocinado paso a paso filete de colmenilla (o morilla) a la crema y flan de manzana con crema de fresones. Platos que hemos degustado juntos una vez finalizada la clase.

De hecho, en el Celler de Matadepera siempre hemos apostado por los productos de temporada y de proximidad. Es por eso que hemos optado, en primer lugar, por la colmenilla, un hongo que encontramos en los meses de primavera. Su sabor dulce contrasta con la crema que la acompaña. ¡Una combinación ideal!

Por otra parte, el postre no deja de ser un ejemplo de la tradición que tanto nos acompaña. Un auténtico flan de la casa con crema de fresones. Un postre refrescante para hacer frente al calor del verano. ¡Buen provecho!