Si sois amantes del pescado, pocas cosas más buenas que el plato que os presentamos a continuación encontraréis… Y no sólo por su sabor, sino también por su textura puesto que las cocochas de bacalao representan la parte inferior de la barbilla del pescado. Una zona que se caracteriza por su carne blanda, con un punto gelatinoso que nos aporta la posibilidad de poder ligar todavía mejor las salsas que lo acompañan.

 

La receta

Antes de ponernos a cocinar, hace falta que vayamos al mercado a comprar los siguientes ingredientes: 700g de cocochas de bacalao, 200g de guisantes, 250g de aceite de oliva suave, unos cuantos ajos, guindillas y perejil.

  • Lo primero que haremos será limpiar las cocochas y las guardaremos en frío.
  • Después pondremos el aceite a fuego bajo y añadiremos el ajo picado. Cuando el ajo empiece a bailar, incorporaremos las cocochas con la piel hacia arriba y las cocinaremos durante cinco minutos con movimientos giratorios.
  • Pasados los cinco minutos, retiramos la olla del fuego y guardaremos el aceite en un recipiente aparte. También aprovecharemos para agregar los guisantes al mismo recipiente de las cocochas.
  • En el recipiente donde hemos incorporado el aceite, haremos un nuevo aceite con ajos fritos y guindilla. Así mismo, podremos incorporar el perejil escaldado y refrigerado en hielo para parar el proceso de cocción y no se pierda el verde de la clorofila.
  • A continuación, habrá que incorporar la mezcla a la olla con las cocochas hasta que esté todo ligado al pil pil.
  • Tan sólo nos quedará pendiente parar la mesa y disfrutar del fantástico plato que hemos preparado!